Donaciones e inversiones de impacto

Nuestra definición de filantropía es tan amplia como las intenciones de nuestros clientes para ayudar a los demás. De origen griego, la filantropía quiere decir “amor al género humano”. Hoy en día abarca todas las contribuciones de personas e instituciones concebidas para ayudar al prójimo sin esperar algo a cambio. Phil In asesora a individuos y familias en estrategias que incluyen donaciones y/o inversiones de impacto.

La forma tradicional de la filantropía es la donación, dinero que el donante da a una organización sin fines de lucro. También se conoce como “donación a fondo perdido.” Aunque al donante nunca le devuelven este dinero, las ONG pueden aprovechar estos fondos para financiar sus programas y/o invertir este dinero en actividades sociales, por ejemplo, préstamos a microempresarios en países en desarrollo, que les permiten aprovechar este dinero múltiples veces. Cada vez más, los donantes reflexivos consideran sus donaciones “inversiones” destinadas a conseguir un impacto social, aunque no son literalmente inversiones financieras.

Las inversiones de impacto, sí son inversiones financieras, a la vez que son “inversiones” para conseguir un impacto en la sociedad. En este caso el filántropo debería recuperar su capital inicial y esperar un retorno, aunque típicamente un retorno menor que el retorno del mercado.

Ejemplos de Inversiones de Impacto:

  • Fondos de microfinanzas
  • Préstamos a ONG (incluídas Community investment Notes)
  • Bonos de impacto social
  • Fondos de inversión en empresas sociales
  • Fondos de comercio sostenible
  • Fondos de inversión en desarrollo comunitario
  • Fondos de inversión en negocios que proveen agua potable, energía limpia, etc.

Ver también:
Cuando la filantropía se casa con las altas finanzas
Lo último en filantropía: el Bono de Impacto Social