Filantropía que promueve la cohesión familiar

Ejemplo ilustrativo hipotético

Situación: Una familia, cuyos miembros ya son donantes pero cada uno en una iniciativa diferente, ha decidido unir fuerzas para acometer una acción filantrópica que genere un mayor impacto social y al mismo tiempo una mayor cohesión familiar.

Proceso: Philanthropic Intelligence  entrevista a cada miembro de la familia para entender sus preferencias en este campo, su historial de donaciones , prioridades y motivaciones más intrínsecas. De ese modo identificamos los puntos en común de la “estrategia filantrópica” de los distintos miembros de la familia, y las posibles áreas de interés para todos.

Por ejemplo, la familia se da cuenta que todos comparten el deseo de sacar adelante a niños pertenecientes a familias en situación de extrema necesidad, y la convicción de que la educación es una poderosa herramienta para mejorar drásticamente su futura vida. Así, que acuerdan tener como lema “la educación de los niños más necesitados”, incluyendo diversas definiciones de “necesitados”. Phil In identifica entonces tres posibles vías de actuación para alcanzar este objetivo y varias ONG internacionales con un historial de éxito, coherencia, transparencia y eficiencia,  que actúan en los distintos ámbitos geográficos a los que quieren llegar uno o más miembros de la familia. De entre esas propuestas, dos ONG en particular llaman más la atención de la familia.

Resultados: Los seis miembros de la unidad familiar se unen para constituir un fondo común de donación a que responde a las necesidades de las dos entidades mencionadas. Miembros de las distintas generaciones familiares deciden involucrarse personalmente conociendo los proyectos, pudiendo así compartir con los demás sus experiencias. De este modo toda la familia tendrá información de primera mano que se sumará  a la que Phil In les entrega periódicamente en forma de informe y les explica.

Además el tamaño e impacto del fondo de donación convierte a la familia en financiadores estratégicos para las dos organizaciones. Así, la cohesión entre la familia y la organización será mayor, y la involucración de esta última en los proyectos podrá llegar a ser más cercana y efectiva si ellos lo desean, satisfaciendo aún más el deseo común de procurar educación a esa infancia más necesitada y viendo con sus propios ojos el resultado de su acción filantrópica.