¿Por qué resaltar a los filántropos que ofrecen cañas? Para que las ONG consigan más peces y más impacto.

Siempre me ha llamado la atención que cuando invertimos en una empresa privada nos aseguramos que la empresa tiene una dirección preparada, una excelente estrategia de comunicación, una infraestructura en condiciones etc., y que seguirán invirtiendo en todas estas áreas, pero que el sector social suele ser todo lo contrario: se busca a las ONG que evitan gastar en su administración y sus operaciones. No es así para los “Filántropos que invierten en la sostenibilidad de las ONG.”

Durante casi veinte años tratando con filántropos y ONG, he escuchado una y otra vez, “quiero que todo mi dinero vaya al proyecto” (o al campo, al  aula, a los niños…). Este sentimiento viene de una desconfianza, de que si el dinero no se gasta en la primera línea, será mal gastado. Me encanta la respuesta del Director General de The Mulago Foundation, una exitosa fundación patrimonial que financia proyectos en África: “Si no crees que la organización es lo suficientemente inteligente para aprovechar bien tu dinero, no debes dárselo.” (leer su post entero)

Además de la estrategia de Mulago, de dar dinero sin restricciones a ONG que han comprobado su capacidad para conseguir resultados, existe un movimiento de filántropos y fundaciones patrimoniales que promueve “invertir” para que las organizaciones que llevan a cabo proyectos sociales sean lo más eficaces posibles. Algunas de las fundaciones con más reputación y trayectoria en los Estados Unidos fundaron Grantmakers for Effective Organizations (GEO) hace 15 años. Es una filosofía sencilla: además de financiar proyectos, los miembros de GEO dirigen una parte de sus donaciones para fortalecer a las organizaciones que generan y gestionan esos proyectos, y con ello aumentan su probabilidad de éxito y de sostenibilidad a largo plazo.

En el último número de Compromiso Empresarial, dedicamos nuestra sección de Filantropía Inteligente a contar ejemplos de filántropos que aplican estrategias para ayudar a ONG con excelentes proyectos “a pescar mejor” :

– Financian el desarrollo de estrategias para aumentar los ingresos
– Apoyan a una mayor profesionalización en la gestión de una ONG
– Ayudan a que las ONG se conviertan en excelentes comunicadoras
– Fomentan la capacidad para crecer

Cada estrategia cuenta con ejemplos fantásticos tanto de fundaciones reconocidas como de filántropos más modestos. Todos se vuelcan para asegurar que las ONG tengan lo que necesitan para tener éxito a medio plazo, además de conseguir resultados inmediatos. Son estrategias replicables  y valiosas porque, como explica Javier García Cañate, Director en la Fundación Botín en nuestra entrevista en la misma sección, “Que el tercer sector sea cada vez más dinámico, fuerte e innovador dependerá en buena medida de la calidad de liderazgo de los profesionales que gestionan las organizaciones.”

Con mejores “cañas” (y a veces unas clases de pescar), los “pescadores” que lideran las iniciativas sociales que más nos importan conseguirán una “pesca” más abundante y sostenible. ¡Vamos al río!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s