Hay muchas maneras de dar: La historia de un financiero solidario

by Kristin Majeska

George Overholser, Inversor y Filántropo

Hace poco charlé con George Overholser para una entrevista que Compromiso Empresarial publicó esta semana. Fue inspirador.

No hablamos sólo de su papel pionero en el lanzamiento de los bonos de impacto social en los EEUU, y en inventar “philanthropic equity”,  una nueva forma de donación que ayuda a las ONG a conseguir la escala necesaria para llegar a sus objetivos. George también compartió por qué, además de una trayectoria profesional exitosísima, dedica una gran parte de su tiempo a la filantropía.

Encontró algo que le fascinó y se lanzó a la piscina
Los donantes más satisfechos suelen haber identificado una causa que les apasiona y haberse dedicado a ello.  Además de su inquietud por mejorar la situación de personas desfavorecidas,  George encontró un desafío intelectual que lo enganchó.  Quería dar forma a una estructura de financiación para que los primeros modelos de “venture philanthropy”  dieran a los líderes de las ONG, que tenían en sus “carteras”, incentivos para el crecimiento similares a los que tienen emprendedores del sector privado. Era el comienzo de su desarrollo del concepto de philanthropic equity.

Todo comenzó cuando George discutió amablemente con la Directora de un fondo de venture philanthropy. Él sostenía que no se parecía para nada a un fondo de capital de riesgo. En vez de entrar en una postura defensiva, inmediatamente la Directora invitó a George a participar para profundizar en su metodología.  Él se involucró al cien por cien en la iniciativa.  George y yo no hablamos de sus donaciones financieras a este grupo, pero sospecho que acompaño sus contribuciones de capital intelectual con unas donaciones importantes también.

Aprovecha sus talentos
Sería difícil sobreestimar la visión para los negocios de George.  Contribuyó al crecimiento meteórico de Capital One Inc. entre 1994 y 1999 como Head Strategy y Business Development.  Y, como resalta en la entrevista en CE,  es precisamente este conocimiento el que  George ha logrado aprovechar para contribuir a que “como magia, la sociedad llegue a gastar menos dinero en temas sociales, pero consiga resultados mucho mejores.” Por supuesto, George ha identificado  organizaciones y líderes de ONG que acogen gratamente este tipo de involucración.  Esto no encajaría con cualquier organización.

Acepta el mismo nivel de riesgo en sus contribuciones al mundo social que en su fondo de capital de riesgo
George agradece a Clara Miller, la antigua CEO del prestigioso Nonprofit Finance Fund, el “dejarnos perseguir un sueño emprendedor con el apoyo de su organización.”  El fruto de este sueño es el Nonprofit Finance Fund Capital Partners, fondo que entre 2006 y 2010 auspició más de $300M en inversiones en “capital de crecimiento” y continúa instrumentando más inversiones rigurosas.

Pero George no ha parado ahí.  Cuenta que él desarrolló,  ya en un discurso público en 2007, el concepto de bonos de impacto social (con otro nombre).  Cuando vio que el tema empezó a moverse en el Reino Unido en el 2010, se lanzó otra vez a desarrollar una oportunidad embrionaria. Fundó Third Sector Capital Partners con dos colegas. Esta vez su visión es dirigir fondos públicos hacia los proyectos sociales que consiguen mayores resultados.

George Overholser encontró la clave para involucrarse en el sector social con imaginación e impacto y lo está disfrutando al máximo. ¿Cuál será tu fórmula para hacer lo mismo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s