¿Cómo calculamos un valor para “natural capital”? Filántropos financian nuevas herramientas

Taller de InVEST en Honolulu

Ya sabemos que el capital se mide en Euros (o dólares, yuan, oro …).  Y que lo que no se mide en Euros, cuenta poco en las decisiones de las empresas y los gobiernos.  Por eso filántropos y fundaciones comprometidos con el medio ambiente están invirtiendo en una herramienta rigurosa para cuantificar en dólares el valor de conservar comunidades naturales.  InVEST es un software que traza un mapa y valora los bienes y servicios relacionados con cada terreno natural que son esenciales para las personas. (InVEST quiere decir Integrated Valuation of Ecosystem Services and Trade-Offs.)

InVEST permite que las empresas y los gobiernos incluyan los beneficios económicos cuantificables de la naturaleza, como protección de inundaciones, polinización de cultivos, disponibilidad de agua, eco-turismo, etc. en sus decisiones.  Y lo están haciendo.  El gobierno de China está invirtiendo $100 mil millones en reforestación y para ello está colaborando en el desarrollo y prueba de InVEST para una red de reservas naturales que abarca 25% de su territorio.  Los dueños del mayor terreno privado en Hawaii, en base a los escenarios de InVEST, cambiaron el uso de 10.000 hectáreas de acuacultura, cultivo y viviendas a un mezcla de agricultura y ciencia forestal que mejora la calidad de agua, secuestra carbón  y genera ingresos.  En Colombia el Ministerio del Medio Ambiente está aprovechando los datos de InVEST para informarse a la hora de situar nuevas infraestructuras como puertos, minas, carreteras.

¿Cuál es el papel de los filántropos en “Natural Capital”?  Financiar el desarrollo de las herramientas para que los que toman decisiones con altas implicaciones para el medio ambiente tengan los datos necesarios. A los filántropos les encanta el apalancamiento que ofrece InVEST.

El Nature Capital Project es una colaboración entre Stanford University, World Wildlife Fund, The Nature Conservancy, y University of Minnesota.  Las primeras tres organizaciones están subsidiadas por donaciones privadas, la última por el estado y donaciones privadas.   A estas subvenciones hay que añadir financiación de fundaciones cómo la de la Gordon y Betty Moore Foundation, fundador de Intel y su mujer, que acaban de anunciar una subvención de $1.8 millones para un proyecto de Clark University para integrar InVEST en un “decision support software” para la gestión de terrenos.

Y Google también colabora.  Google Earth Engine, proyecto de Google.org, el brazo filántropo de la empresa que describimos hace unos meses, será la nueva plataforma para InVEST.  Hasta ahora hacía falta mandar científicos y economistas al sitio para pasar semanas acumulando y formateando datos. Según el científico principal de Nature Conservancy, Google Earth Engine hará todo más rápido.

“Philanthropic capital” privado que aumenta el “natural capital”: un “retorno” en que todos participamos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s