¿Es el Venture Philanthropy tu modelo? Cuatro preguntas para responder primero.

Ya han pasado 10 años desde que presenté una ponencia en el International Venture Philanthropy Forum, el primer evento de venture philanthropy en Europa organizado por NESsT en Budapest. Con la perspectiva de otros 7 años liderando una iniciativa de venture philanthropy, sigo convencida del enorme valor que este enfoque puede generar. Pero he aprendido que no es una estrategia adecuada para cualquier filántropo (y mucho menos para todos los proyectos sociales que buscan financiación!)

Aquí cuatro reflexiones para tomar en cuenta antes de emprender una iniciativa de Venture Philanthropy. Entre otros factores, hay que considerar:

  • ¿Estoy dispuesto a aceptar “fracasos” en mi filantropía?
  • ¿Quiero someterme a la disciplina que requiere este tipo de estrategia?
  • ¿Tengo la capacidad y el tiempo para añadir un valor relevante a una iniciativa social?
  • ¿Me siento cómodo teniendo influencia, pero no el control que tendría un inversor mayoritario en el sector privado?

¿Estoy dispuesto a aceptar “fracasos” en mi filantropía?
Existe una prima riesgo en el mundo de la filantropía. Por definición las “inversiones” tipo Venture Philanthropy son apuestas importantes. Como en el capital de riesgo, para conseguir inversiones filantrópicas “estrellas” hay que aceptar que habrá también unas inversiones “perros”. Y a diferencia de muchos proyectos filantrópicos, los objetivos de la iniciativa están establecidos y los resultados son visibles. A la vez, el inversor suele estar ilusionado con el posible impacto social del proyecto, por lo que es más difícil mantener la objetividad.

Si no te gusta la idea del fracaso de algunos de tus proyectos o no crees que serás capaz de dejar una inversión cuando se debería, el venture philanthropy puede no ser lo tuyo. Faltaría un elemento esencial y valioso en la relación VP, “accountability”. Según los expertos de Harvard, Christine Letts y William Ryan, un buen venture philanthropist “hace lo que un buen entrenador hace por su equipo”,  exigir rendimiento de los grupos en los cuales invierte.

¿Quiero someterme a la disciplina que requiere este tipo de estrategia?
La filantropía de riesgo se caracteriza por concentrar recursos importantes (financieros, conocimiento, dedicación de tiempo) en pocas organizaciones cuidadosamente seleccionadas.  Como con el capital de riesgo, hay que decir “no” a la gran mayoría de candidatos para financiación, incluso proyectos muy atractivos en algunos aspectos. Y hay que mantenerse enfocado en los resultados de medio a largo plazo, cuando lo más típico en el sector filantrópico es buscar resultados  inmediatos o financiar los proyectos más novedosos. Muchas veces los fondos más determinantes de VP son las inversiones que crean una organización y una infraestructura eficiente y duradera, no la financiación de los proyectos más “sexy” dentro de una iniciativa.

¿Tengo la capacidad y el tiempo para añadir un valor relevante a una iniciativa social?
Un buen filántropo de riesgo ofrece “more than money” o sea, más que capital pasivo. Ofrece conocimiento, consejos estratégicos, y acceso a una valiosa red de contactos. No vale con un entendimiento superficial de la iniciativa financiada, hay que tener la formación adecuada y poder dedicar el tiempo necesario para convertirse en buen consejero y poder aprovechar bien tu red.

¿Me siento cómodo teniendo influencia, pero no el control que tendría un inversor mayoritario en el sector privado?
Hay que saber entenderse con emprendedores con enorme dedicación a su misión social…. Y el “Money Talks” o poder bruto no vale. El reciente informe del European Venture Philanthropy AssociationA Guide to Venture Philanthropy for Venture Capital and Private Equity Investors” explica bien que “la relación entre inversor y la iniciativa social tiene diferencias , no siempre sutiles, con respecto a la de la relación tradicional inversor/inversión, y depende más del respeto mutuo y confianza que de los derechos legales.”

Por eso mismo, en Common Good Ventures ­–grupo que dirigí durante 9 años–, decidimos no ser miembros de los patronatos de las ONG en las cuales invertíamos. Descubrimos que teníamos más capacidad de influencia a través de nuestras relaciones de confianza con la dirección que la que hubiéramos tenido como un miembro –entre muchos– en sus patronatos, fuera la que fuera nuestra aportación financiera.

¿Es éste tu modelo?
Una estrategia de Venture Philanthropy puede ser enormemente gratificante tanto para el donante como para los líderes y los beneficiarios de la iniciativa social …. Pero sólo si se ajusta a tus  prioridades y posibilidades de dedicación. ¿Cuál es tu perfil de inversión?

Por Kristin Majeska

3 Respuestas a “¿Es el Venture Philanthropy tu modelo? Cuatro preguntas para responder primero.

  1. Pingback: Nuevas formas de hacer filantropía en España | philanthropicintelligence

  2. Pingback: Hay muchas maneras de dar: La historia de un financiero solidario | philanthropicintelligence

  3. Pingback: Lo último de Europa – Venture Philanthropy desde Torino | philanthropicintelligence

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s