Los dividendos de Carlos Slim: filosofía y filantropía coherentes

¿Por qué no nos sorprende que Carlos Slim haya dotado a la Fundación  que lleva su nombre con más de $3.500 millones, a pesar de sus críticas del Giving Pledge de Gates y Buffet y su comentario tan controvertido “Trillions of dollars have been given to charity in the last 50 years, and they don’t solve anything.”

Porque su filantropía refleja su filosofía personal.  El empresario compartió su visión en un discurso en ESADE en el 2009: “La mejor inversión para superar la crisis es combatir la pobreza.. .y sólo con la educación y el empleo se puede lograr.”

Generar empleo y posibilitar que todos pueden trabajar
Carlos Slim ha declarado que el mejor uso de su capital es la inversión en empresas porque ellas son los motores de empleo.  Pero también matizó en 2010 “La pobreza se combate con salud, educación y, sobre todo, empleo y más empleo.” El empleo es prioritario, pero no suficiente.

Su representante explicó a Forbes esta semana, “Slim cree en la donación que genera ciudadanos productivos”.  Con esa clave sus contribuciones para mejorar la educación y la salud tienen todo el sentido.    Desde la donación de $100 millones para 50.000 operaciones de cataratas en Peru a su apoyo a la educación digital en su país ,pasando por los $150 millones para reducir las brechas de equidad en salud en Centroamérica de la mano de España, la Gates Foundation y el BID, Slim fomenta la capacidad para trabajar y trabajar bien.

Donar dividendos, no acciones
También Carlos Slim sigue fiel a sus principios en la manera que financia sus varias fundaciones.  No les dona acciones, manera común de crear un patrimonio fundacional.  Les financia con dividendos de sus inversiones.  Según Eduardo Garcia, periodista mexicano que le sigue, el empresario no renuncia a ser propietario de sus empresas porque cree que él mismo es la persona con mayor capacidad para extraer el máximo valor de ellas.

Aportar un enfoque empresarial
Carlos Slim está orgulloso de aportar la experiencia, el talento y la capacidad de la empresa privada “para atacar problemas de tipo social con la eficiencia y eficacia que supuestamente tenemos que desarrollar como sector privado.”  Así lo explicó en la Conferencia Filantropía en México en el Primer Encuentro Tijuana Innovadora en 2010 (video).  En mis fundaciones “no hacemos”, dijó, “tener primero el dinero y luego a ver qué hacemos con ello.”  Su método es: problema, diagnóstico, solución y sólo entonces la asignación de recursos. Así, sí que suena a la disciplina de buen inversor….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s