Una “inversión” acertada en educación

En 1990 , el multimillionario Ross Perot apostó por una iniciativa embrionaria con $500,000 en fondos de contrapartida. Ofreció financiar 3 dólares por cada dólar contribuido al proyecto por otros donantes.  Gracias a su visión y que la forma de su donación motivó a los otros financiadores iniciales, Teach for America consiguió contratar a su primera promoción de los mejores alumnos de las mejores universidades americanas para enseñar durante dos años en colegios públicos de los barrios más pobres del país, colegios donde solo uno de cada 10 estudiantes llegaba a conseguir un título universitario.

Hasta el 2010, más de 3 millones de alumnos en situaciones de pobreza se han beneficiado de la presencia, compromiso y conocimiento de más de 24,000 de los mejores licenciados americanos.
Ahora cada año Teach for America recibe más de 10 candidaturas por vacante. Es casi igual de difícil entrar en Teach for America que entrar en el Harvard Business School.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s