¿Por qué definir “lo mejor” en filantropía?

Los rankings siempre atraen mucha atención, pero de verdad, ¿sirven para algo?
Bien hechos, como el Barron´s 25 Best Givers en 2010 da a conocer unas historias que inspiran.  Pero además, una buena clasificación nos da unas pistas para reflexionar. Recuerdo mi alegría cuando vi este mismo listado hace un año.  El solo hecho que Barrons eligió elogiar a los mejores donantes, en vez de a los que daban más dinero, cambió el enfoque de cantidad a calidad y de “inputs” o aportaciones  a resultados … y me sonó a música celestial.

Los criterios de Barron´s para diferenciar entre filantropos buenos y filantropos excelentes son relevantes para tener en cuenta para cualquier filántropo  a la hora de formular su estrategia personal para donar:
Gestión de recursos:
Saber aprovechar una potente combinación de recursos valiosos, dinero, tiempo, redes sociales, fama y poder de lobby para conseguir mucho impacto relativo a su inversión.
Concatenación: El impacto catalítico o dominó de sus acciones.
Innovación: Novedad en cómo responder con éxito a un problema.
Sostenabilidad: La probabilidad de que el proyecto llegue a ser auto suficiente y el  compromiso obtenido de la comunidad local.
Escalabilidad: Potencial para crecimiento o replicación para mayor impacto.
Colaboración:  Conseguir que diferentes actores y sectores apoyen el proyecto.
Transparencia en reporting: El compromiso para medir y compartir el progreso  y sus resultados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s