Seguridad y confianza

La filantropía es un asunto sumamente personal.  Puede que un filántropo quiera darle visibilidad a su filantropía o pueda que quiere discreción total.  Un asesor filantrópico calificado sigue los deseos del filántropo al pie de la letra a la vez que lleva el debido proceso para asegurar que cualquier donación o inversión filantrópica cumpla con las exigencias y el perfil de riesgo personal del filántropo.  Un asesor experimentada saber abordar hasta los temas más delicados relacionados con una donación o posible donación con mucha destreza y tiene práctica en hacer un seguimiento apropiado una vez hecha la inversión.  Un asesor en filantropía de primera categoría ofrece el filántropo:

Rigor en la selección de entidades y proyectos

Ausencia de intereses propios (Phil In sigue el código ético del NNCG (National Network of Consultants to Grantmakers.)

Confianza en cómo la entidad social gastará y gestionará su dinero

Minimización de riesgos reputacionales

Reporting & accountability

Discreción